PASOS PROCESIONALES

 

Desde sus orígenes, los Hermanos Terciarios han sentido devoción por la Santa Cruz y siempre han acompañado al Lignum Crucis. El relicario esta realizado en plata con la forma de la Cruz de San Damián y contiene una reliquia de la Cruz de Cristo proveniente de los Santos Lugares

 

 

  • “Cruz de San Diego” (Anónimo siglo XIX): Cruz de color negro con cantoneras y potencias doradas, cruzando, una lanza y una caña con una esponja. Llevaba la siguiente inscripción "El símbolo de la Redención se ofrece enlutado a la Veneración pública". En la actualidad en el Convento de las Hermanas Clarisas franciscanas de Santa Isabel.

 Cruz de San Diego en Abril de 1.944.

  • “Santa Cruz” (Anónimo, finales s. XIX) Cruz arborea de corte circular con cantoneras en bronce y potencias. Tiene la inscripción del INRI en las tres lenguas oficiales de la época, latín, griego y arameo. Esta cruz se conserva en el convento de las Descalzas Reales. En la actualidad sale en procesión el Jueves Santo.

  • “Santa Cruz Desnuda”(Suceso Fernández León, 1960): Sencilla cruz de tablones que se encuentra actualmente cedida en la Ermita de San Isidro Labrador de Valladolid

  • “Santa Cruz Desnuda” (Francisco Fernández León, 1993): Sencilla cruz de tabla rectangular de caras lisas, en la cual trata de conjugar la naturaleza, tallando sobre los maderos de pino los nudos del árbol de la vida, representando la acción del hombre. En la actualidad sale en procesión el Viernes Santo

  • “Santa Cruz” (Manuel Caballero Farfán, 1999), cruz arborea que posee la Cofradía en el convento de Santa Isabel de Hungría. Tiene cantoneras y potencias en plata elaboradas por los talleres de Orfebrería Andaluza (Manuel de los Ríos, año 2003). En las cantoneras están grabados en relieve el busto de San Francisco y el abrazo franciscano.

 

 

  • Nuestra Señora de la Soledad: (Anónimo, escuela castellana de segunda mitad del s. XVII)

Es una imagen de vestir que responde a la estética, con vestiduras blancas y negras, de las viudas castellanas del siglo XVI, el cual se impuso en todas las Representaciones de Nuestra Señora de la Soledad de la época. En Valladolid todas las cofradías penitenciales tenían su Virgen de la Soledad también de vestir, bastidor o devanera.

Tiene la cabeza mirando hacia abajo, ligeramente girada hacia la derecha, con la mirada ausente, como ensimismada; los ojos son de cristal con pestañas de pelo natural (de tejón), y de ellos surgen lágrimas, cuatro hacia la mejilla, dos a cada lado de la cara.

La policromía es pálida y tiende a la redondez; la boca está cerrada como conteniendo dolor, es pequeña y de finos labios. Las manos están unidas con los dedos entrelazados y en posición de plegaria. Lleva Diadema en la Cabeza con estrellas realizada en plata por el orfebre P. Ayala Vázquez en 1824. En el pecheril de encaje blanco lleva un corazón de plata atravesado por siete cuchillos. Su antigua saya de satén blanco con un bordado de los atributos de la pasión en la falda. Sobre la cabeza, rostrillo de encaje blanco, manto de culto en terciopelo marrón con bordados y encaje en los extremos.

 

 

La imagen fue restaurada por la cofradía en el año 1999-2000. Dicha restauración fue realizada por los técnicos especialistas de la Fundación Cristóbal Gabarrón de forma integral en toda la imagen haciendo especial relieve en la policromía de cara y manos.

 

Iglesia Parroquial de la Inmaculada (PP. Franciscanos)
Pº de Zorrilla, 25-27 (47007 – Valladolid)
cofradia@ofscruzdesnuda.com